Los coches más rápidos de toda la historia

Desde que en 1886 se fabricara el Benz Patent Motorwagen en el taller de Karl Benz, el ser humano ha querido conducir el automóvil más rápido.

El Benz Patent Motorwagen, fabricado por Karl Benz en 1886, tenía una cilindrada de 984 cm³ y era capaz de alcanzar una velocidad de16 km/h. Se convirtió en el coche más rápido de su época. Pero, claro, era el único que existía…

En la actualidad, las cosas han cambiado. En 2011, 125 años después de que se fabricara el primer automóvil, el récord de velocidad ha aumentado más de 400 km/h. El honor lo tiene el Bugatti Veyron Super Sport, que con 1.200 CV de potencia logró la friolera de 431 km/h en 2010

 

Mercedes 300 SL

Este superdeportivo de dos plazas fue producido por el fabricante alemán Mercedes-Benz entre los años 1954 y 1963. Se le dio el apodo de “widowmaker” (creador de viudas) porque muchas mujeres perdían a sus maridos al estrellarse con el 300 SL. Fue el primer automóvil en montar un motor de gasolina con inyección directa de combustible. Considerado uno de los primeros ‘superdeportivos’ de la historia, podía alcanzar 245 km/h.

 

Ferrari 250 GTO

Fabricado entre 1962 y 1964, el Ferrari 250 GTO se convirtió en el coche más rápido de su época. No es de extrañar, ya que fue creado para competir en un circuito, en la categoría GT. El número 250 hace referencia a la capacidad en centímetros cúbicos, de cada cilindro del motor, y las siglas GTO significan Gran Turismo Homologado (‘Omologata’ en italiano). Tiene un motor V12 frontal longitudinal de 3.0 litros, y transmisión manual de 5 velocidades. Sólo se construyeron 37 vehículos, y su precio es desorbitado: en una venta privada alcanzó 30 millones de dólares. Como dato curioso: no montaba velocímetro. ¿Su velocidad máxima? 280 km/h.

 

Ferrari 365 GTB, ‘Daytona’

Producido desde 1968 hasta 1974, el Ferrari 365 GTB/4 fue popularmente conocido como Ferrari Daytona, ya que arrasó en las 24 horas de esa carrera en 1967. Su diseño es obra del estudio Pininfarina y monta un motor de doce cilindros en V, de 4.4 litros de cilindrada, alimentado por seis carburadores Weber. Tenía 352 CV, lo que le permitía alcanzar una velocidad máxima de 280 km/h.

 

Lamborghini Countach LP400S

Estuvo a la venta entre el año 1973 y el año 1990 (en la imagen, el blanco). Curiosamente la palabra ‘Countach’ es una expresión de asombro en la lengua piamontesa local que, normalmente, usan los hombres al ver una mujer hermosa. Montaba un motor gasolina V12, que inicialmente fue de 4,2 litros de cilindrada y finalmente llegó a los 5,2 litros. El LP400S se presentó en 1978. La velocidad máxima que alcanzaba era 315 km/h y acelraba de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos.

 

Ferrari F40

Empezó a fabricarse en 1987, con el 40 aniversario de la marca, y cesó su producción en 1992. Fue uno de los coches más rápido de su época al montar un motor un gasolina V8 biturbo con una cilindrada de 2936 cm3, que desarrolla una potencia máxima de 478 CV a 7000 rpm. Su velocidad máxima es de 324 km/h.

 

Bugatti EB110 Super Sport

Producido por Bugatti entre 1991 y 1995 (sólo se fabricaron 126 automóviles). Su motor de gasolina es un V12 de 3.5 litros de cilindrada, con 553 CV de potencia a 8000 rpm. Tenía una caja de cambios manual de seis velocidades, acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 336 km/h.

 

Koenigsegg CCR

Producido entre 2004 y 2006, el Koenigsegg CCR (en la imagen, Koenigsegg CCX) es uno de los automóviles de producción más rápidos del mundo. Lleva un motor V8 Ford Modular de 4,7 litros, 806 CV y transmisión manual de 6 velocidades. En las pruebas en el circuito de Nardò (Italia) alcanzó una velocidad máxima de 395 km/h en 2004, batiendo el récord del McLaren F1 de 386 km/h en 1998

 

Bugatti Veyron

Fabricado por el ítalo-francés Bugatti desde 2005 hasta la actualidad, es considerado por muchos expertos el mejor coche del mundo. Su precio ronda el millon 300 mil euros, no solo por su potencia, si no por sus prestaciones y por su lujoso interior. El motor es un W16 y 64 válvulas, con 7993 cc de cilindraje y 4 turbocompresores. Cuenta con 1001 CV a 6000 rpm. Y su versión Super Sport ostenta el récord de ser el vehículo más rápido del mundo.

 

Bugatti Veyron Super Sport

La versión más potente del Veyron, el Super Sport, cuenta con un motor similar al del Veyron corriente, solo que éste es capaz de desarrollar 1.200 CV de potencia. En 2010 logró superar el récord Guiness de Velocidad al alcanzar 431,072 km/h. La versión normal llega a los 407 km/h.

 

Aston Martin V12 Zagato, el homenaje a un clásico

Hace ya medio siglo, Aston Martin presentó su primer deportivo realizado en colaboración con el diseñador Zagato, el DB4 GT Zagato. Ahora, para conmemorar ese quincuagésimo aniversario, la marca nos sorprende con un prototipo que podría llegar a ser un modelo de producción en serie, tan fascinante como en el que se inspira.

 

 

Tu cesta está vacía